Armas traumáticas: no letales, pero peligrosas

El porte y uso de armas no letales por parte de los civiles, actualmente no está restringido por ninguna normatividad de la Policía Nacional. Sin embargo, está en vigencia el pago de los comparendos por infringir la Ley 1801 de 2016, por la cual se expide el Código Nacional de Policía y Convivencia, que prohíbe cargar y utilizar armas no letales.

La determinación no letal para este tipo de armas, refiere que estos elementos son medios de apoyo de carácter técnico y tecnológico, concebidos para controlar alguna situación específica, sobre una persona o algo específico, con el objetivo de hacer un uso diferencial de la fuerza y evitar el uso de fuerza letal

En Colombia, este tipo de arma se puede comprar libremente en almacenes de artículos militares o por Internet, para adquirirla solo basta ser mayor de edad, presentar la cédula y en algunos de los casos ser verificados los antecedentes judiciales. Una vez adquirida legalmente, debe tener al día el manifiesto de importación y la factura de tiro.

En las armas traumáticas, la más económica puede costar $600.000 mil, y puede llegar a duplicar el valor, de acuerdo a las características; los cartuchos tienen un costo de $100.000 mil, consta de 50 balas.

El precio de las armas varían depende del modelo, la marca, el tipo de arma y otras características más. Para nadie es un secreto, que el mal uso de estos elementos también atenta contra la seguridad .

Es importante entender, que pese a que estos elementos están legalmente permitidos tener, no deben ser portados por ningún ciudadano, de acuerdo a lo estipulado en el Decreto 2535 de 1993, el cual tiene por objeto fijar normas y requisitos para la tenencia y el porte de armas, municiones, explosivos y sus accesorios, tal como lo establece el artículo 9, Ley 1119 de 2006 que modificó el artículo 22 del Decreto 2535 de 1993.

1 Comment

  • pablo
    Posted 16 diciembre, 2020 3:07 am

    muy bien

Leave a comment

Minimum 4 characters
¿Necesita ayuda? Chat con nosotros